¿Qué le ocurre a mi hijo cuando intenta dejar los pañales?

Hay muchos artículos en la web sobre cómo hacer para que tu hijo deje los pañales. Sin embargo, no he visto nada que te ayude a entender qué le ocurre a tu hijo mientras lo intenta. Aquí te lo cuento.

¿Qué se requiere para dejar los pañales?

El control de esfínteres requiere de madurez neurológica y emocional. Con lo cual, durante todo el proceso, estarán en juego estas dos cuestiones y tendremos que gestionar ambas.

No es un proceso que pueda obligarse ni entrenarse. Aunque lamentablemente veo profesionales que lo recomiendan. Se tiene que haber desarrollado la posibilidad biológica para que se pueda dar el aprendizaje.

No es tan común que esto suceda antes de los 2 años. Cada niño tiene su tiempo y esto está bien. El control de esfínteres nocturno, suele adquirirse más tarde.

Qué le ocurre a mi hijo cuando intenta dejar los pañales

Es normal que a tu hijo le sucedan estas cosas si está dejando los pañales

Dejar los pañales es un camino que implica estrés no solo para los padres, sino también para los niños. Entonces, es normal que tu hijo:

  • Tenga reacciones que te parezcan agresivas.
  • Necesite más de ti o esté más apegado.
  • Llore más.
  • Haga más berrinches.
  • Ponga a prueba los límites.
  • Sufra más desbordes emocionales.
 
Tener herramientas para gestionar estas cuestiones ayudará a tu hijo a dejar los pañales también. Te dejo un artículo específico sobre la gestión de berrinches.

Retener más que quitar un pañal

Sugiero focalizar tanto a nivel neurológico  como emocional, en retener. No en quitar el pañal. Por qué?

Retener no hace hincapié solamente en los esfínteres. También se retiene en lo emocional. Retener, es mucho más amplio e implica otros logros. Implica también retener los impulsos y las reacciones. Implica poner un tiempo entre la emoción y la reacción. Algo en el medio, una espera que permita pensar y decidir en función de las consecuencias. 

Es por esto que dejar el pañal podrá venir acompañado de momentos difíciles, donde el niño tendrá que aprender a gestionar sus emociones. 

Esto es un gran aprendizaje que continuará para toda la vida y creo que es el reto más importante para los padres. 

Muchas veces este proceso pasa desapercibido porque se pone el foco solo en la cuestión del pañal. Pero no somos perros. Muchos padres sienten que hay algo detrás que causa malestar, por eso recomiendo abordar la situación desde esta perspectiva.

Te comparto aquí un artículo donde doy algunas pautas de gestión emocional. Y este. otro donde comparto mi recomendación sobre cómo acompañar este proceso.

Si quieres hacer una consulta presencial sobre este tema, escríbeme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?