Sanar el vínculo con nuestros padres

Si estás enfadada con tus padres, será muy difícil que estés feliz. Porque tus padres están de alguna manera dentro tuyo. 

¿Te sientes en paz con tus padres?

A veces, puede ser muy fácil saber si estás en paz con ellos o no, pero otras veces, estas emociones están ocultas. Trata de responder a la pregunta de arriba con total sinceridad.

Algunas preguntas más para ayudarte a saber si estás en paz con tus padres:

  • ¿Criticas a tus padres?
  • ¿Los justificas o defiendes? 
  • ¿Les haces reclamos? ¿Los sobre proteges y te haces cargo de ellos desde siempre? 
  • ¿No puedes hacer tu vida porque solo estás pendiente de ellos?
  • ¿No puedes pedirles cosas o decirles que no?
  • ¿Alabas y admiras con exageración a alguno de tus padres? ¿No puedes escuchar que los critiquen?

Existe una distancia saludable, la adecuada, entre los padres y nosotros, y podemos utilizar nuestro propio cuerpo para detectarla.

Toma consciencia sobre tus sensaciones físicas cuando estás frente a ellos. ¿Cómo está tu cuerpo? ¿Cómo te sientes? ¿Qué sensaciones tienes antes y después de verlos?

Si detectas que algo de esto sucede en el vínculo con tus padres, es importante que puedas darte el espacio para entenderlo un poco mejor. Tal vez es más sencillo identificar cuando estamos enfadados que cuando no podemos enfadarnos con ellos, pero ambas posturas indican un vínculo dañado. 

Iniciando el camino de sanación

El camino de reconciliación con nuestros padres, puede ser largo y doloroso, pero mereces iniciarlo. Se trata de humanizarlos, de encontrar un punto intermedio entre el enojo y la idealización. 

Cuando el vínculo con nuestros padres fluye, hay una energía que fluye también y estamos abiertas a la vida, a recibir el amor que ésta tenga para darnos, en todas sus formas. Si nuestra relación con nuestros padres está dañada, nuestra energía vital también, podemos sentir que todo nos cuesta.

Los conflictos con nuestros padres volverán a nosotras cuando nos relacionemos con amigos, compañeros de trabajo, nuestra pareja y nuestros hijos.

Ten presente que siempre puedes sanar la relación con tus padres, incluso si están ausentes o nunca los has conocido. Siempre podrás sanar la relación y agradecerles por la vida que te han dado o por haberte buscado un futuro mejor.

A pesar de que la relación externa con nuestros padres sea distante o incluso inexistente, nuestra relación interna con ellos sigue evolucionando. Podemos seguir conectándonos con nuestros padres, incluso después de su partida. No es necesario que tus padres cambien para que puedas sanar el vínculo con ellos.

Para iniciar este camino, puedes hacer un proceso terapéutico o bien probar con biodescodificación. Debajo de este texto te dejo algunos libros que pueden ayudarte y a continuación unas líneas para que puedas comenzar por algo, en el caso de que te sientas enfadada con ellos:

Busca algún recuerdo, por pequeño que sea, donde tus padres te hayan brindado algo valioso, como amor, cuidado, escucha, apoyo, hacerte tu comida favorita, enseñarte su música y bailarla contigo, etc. Aunque tu no lo recuerdes, al nacer te proporcionaron el alimento, el contacto físico y los cuidados necesarios para tu supervivencia, sino no estarías aquí. Es probable que hayan pasado noches sin dormir y se hayan sentido exhaustos al cuidarte. Es posible que hayan sentido miedo si alguna vez te enfermaste y se preocuparon por comprarte la medicina y cuidarte con esmero. Si no han estado contigo luego de nacer, sí lo han estado durante el embarazo. 

Ten presente que es más fácil recordar lo que nos causó daño, ya que es una cuestión de supervivencia; el cerebro recuerda lo «peligroso» para protegernos. Pero estoy segura de que tienes muchos recuerdos positivos por recuperar. Si intentas reconciliarte con tus padres, te estarás haciendo un favor a ti misma. Porque de esta manera, te reconciliarás con una parte de ti. Tus padres no cambiarán, pero puedes cambiar la forma en que los percibes, lo que generará paz dentro de ti. 

Recomendación 

Película:

  • Un buen día en el vecindario (Prime).

Libros:

2 respuestas

  1. I have been surfing online more than three hours today, yet I never found
    any interesting article like yours. It’s pretty worth enough for me.
    In my view, if all site owners and bloggers made good content as you did, the net will
    be a lot more useful than ever before.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?