Visualización ¿Qué es y para qué sirve?

Visualización ¿Qué es y para qué sirve?

La visualización es una imagen mental con gran poder. Estas imágenes pueden surgir inconscientemente o ser controladas como una imaginación guiada. Esta técnica implica crear imágenes vívidas y detalladas en la mente para representar una situación, resultado o estado deseado.

Puede guiarte alguien para empezar y luego ya puedes hacerlo sola.

Aunque los mantras, intenciones y visualizaciones son herramientas diferentes, todas apuntan a lo mismo: crear la realidad deseada dentro de lo humanamente posible. Son accesibles para todas y ayudan en la búsqueda de bienestar y desarrollo personal.

Durante años se ha estudiado el efecto de las visualizaciones en la salud mental y física, así como en el logro de objetivos específicos.

Estos hallazgos siguen siendo estudiados y debatidos por comunidades científicas como la física cuántica, la medicina energética, la epigenética, la psicología y las neurociencias.

Un libro interesante sobre este tema es «El genio en sus genes, la medicina energética y la nueva biología de la intención» de Dawson Church. 

¿Cómo implementar visualizaciones?

  • Usa las visualizaciones cuando tengas un objetivo. Date 5 minutos en un lugar tranquilo, cierra los ojos y visualízate en ese estado que quieres lograr con todo detalle. Recuerda tu objetivo, cómo es tu alrededor, cómo te sientes, tu expresión facial y cómo está tu cuerpo. Puedes ponerle un color que lo represente.

  • También úsalas cuando no tengas un objetivo claro y quieras diseñarlo. Conéctate contigo misma y descubre qué quieres. Imagina cómo quieres verte en un tiempo, en qué situación y con qué personas.

  • Utiliza las visualizaciones para cambiar una realidad que no te agrade. Por ejemplo, si te cuesta hablar en público, imagina una situación donde no te cueste. Haz que la imagen dure unos minutos, añade el mayor detalle posible y repítela varios días.

  • Observa las sensaciones y cambios en tu cuerpo cuando cambias las imágenes que visualizas.

Comparto algunos de los beneficios de las visualizaciones que ya han sido demostrados:

  • Beneficios psicológicos: si escogemos imágenes adecuadas, reduce el estrés, la ansiedad y los síntomas de depresión. 
  • Focalización: visualizar lo que deseamos nos prepara para ponerlo en marcha. Nos da la claridad y el orden mental necesarios. Nos da más seguridad al momento de realizarlo en la realidad.
  • Beneficios para la salud física: las imágenes mentales dirigidas hacia la curación o la recuperación pueden tener efectos positivos en el bienestar físico de las personas. Al visualizar el proceso de curación y la recuperación de una lesión o enfermedad, se pueden activar respuestas de curación del cuerpo y acelerar el proceso.
  • Fomento de la motivación y la confianza: La visualización puede aumentar la motivación y la confianza en una misma. Al imaginar el logro de metas y objetivos, se fortalece la creencia en la capacidad personal y se impulsa la motivación para trabajar hacia ellos.
  
Al visualizar una imagen curadora, activamos las regiones del cerebro asociadas al bienestar y a las emociones positivas.
 La ciencia ha demostrado, que cuanto más repetimos la imagen de lo que queremos lograr, más se integra en nosotras como si fueran una vivencia real. Este tipo de prácticas pueden modificar nuestro cerebro generando nuevas vías o conexiones neuronales.

Por supuesto que esto por sí solo no siempre es suficiente. En mi terapia te enseño este tipo de prácticas para que puedas implementarlas en tu día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?