El poder de las intenciones

Hacer o expresar una intención, se refiere al hecho de tener un propósito claro. Esto tiene muchísimo poder, sobre todo cuando las intenciones están alineadas a tus deseos. Aquí te dejo también un artículo sobre los mantras y otro sobre las visualizaciones.

 

El poder de las intenciones

¿Qué significa intencionar?

Intencionar es dirigir conscientemente la energía y la atención hacia un deseo en específico. Es orientar la determinación y la voluntad hacia algo en particular. 

Esta acción implica la creencia de que este enfoque, puede influir en los resultados.

Como algunos sabrán, se ha demostrado que los mayores logros se consiguen con mucho trabajo, voluntad, perseverancia, disciplina, método y constancia. Para esto, es necesario tener un objetivo claro y bien detallado, saber hacia dónde ir.

Las intenciones tienen algo de esto, nos orientan, nos focalizan.

Es fundamental que la intención refleje un deseo propio, no ajeno. Debe estar basada en nuestro ser y no en nuestro ego. Cuando la intención se alinea al ser, la ejecución se hace posible.

A este poder que tienen las intenciones para ordenar y focalizar en nuestros deseos, se le suma el poder de la escritura y de la palabra. Te dejo un artículo sobre ese tema.

 

Comparto algunos de los beneficios  de manifestar intenciones que ya han sido demostrados:

  • Beneficios psicológicos: reduce el estrés, la ansiedad y los síntomas de depresión. El poder poner en palabras lo que deseamos nos alivia.
  • Focalización: manifestar lo que deseamos nos prepara para ponerlo en marcha. Nos da la claridad y el orden mental necesarios.
  • Beneficios para la salud física: las intenciones al igual que las imágenes mentales dirigidas hacia la curación o la recuperación pueden tener efectos positivos en el bienestar físico de las persona. 
 

Las intenciones son herramientas que nos permiten programar la mente. Impregnan nuestro organismo entero con aquello que deseamos conseguir y nos predisponen a que una determinada realidad pueda darse.

Por supuesto que esto por sí solo no siempre es suficiente. Es necesario autoconocerse para conectar realmente con lo que deseamos. Es necesario estar libre traumas, mandatos y creencias limitantes para poder aceptarnos.

¿Cómo implementar inteciones?

Me ha servido mucho utilizarlas cíclicamente. Atarlas de alguna manera a un ciclo. En mi caso, me sirve intencionar cada luna nueva. Es una manera de recordarlo, de no perder de vista lo que quiero internamente. Además creo que la energía disponible del momento aporta lo suyo también. Recomiendo entonces que las intenciones se creen y se revisen cada x tiempo. El que cada una considere mejor. El momento de revisarlas es un momento también de aprendizaje. A veces nos podemos sorprender mucho de lo que hemos intencionado un tiempo atrás y también nos permite tomar consciencia de nuestra evolución.

Es importante no apegarse al resultado. Intencionar firmemente pero sin apego a lograrlo, confiar en que sucederá. Algo asi, como cuando pierdes algo y te obsesionas con encontrarlo, pero no lo logras. Sin embargo, cuando dejas de buscar, aparece.

Utilizar estas herramientas nos pone además, en el lugar de protagonistas de nuestra vida. Nos mueve del lugar de víctimas y de la queja, invitándonos a estar en un rol más activo.

Intenciona siempre en positivo y pensando en lo que quieres de una manera no tan literal. Debes ser concreta.

Ejemplo: supongamos que quieres estar más tiempo con tus hijos:

Incorrecto: no pasar tanto tiempo trabajando.

Correcto: pasar más tiempo con mis hijos.

Usadas correctamente, las intenciones pueden ayudarte mucho. Si quieres acompañamiento para aprender a usarlas, escríbeme!

Sígueme para más contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?