Calmar tu mente: 5 técnicas fáciles​

¿Cómo calmar tu mente? Aquí quiero brindarte 5 técnicas fáciles para hacerlo.

En otro artículo, he explorado la relación entre calmar la mente y apagar el ego para estar en el momento presente. En este otro profundizo sobre los beneficios de calmar la mente. Aquí quiero brindarte algunas técnicas simples.

¿Por qué calmar la mente?

Tener la mente muy activa, con muchos pensamientos, nos estresa, nos hace sentir ansiedad, preocupación y nerviosismo. Esto nos agota y, si es sostenido, nos enferma. Nos expone a accidentes porque no estamos prestando atención a lo que hacemos, y lo peor de todo es que dejamos de disfrutar del presente.

Además, ignoramos nuestras necesidades y nuestra intuición, que puede ser muy útil para nuestra vida. La intuición, como menciono en otro artículo, es una aliada. Nos da información que viene del cuerpo antes de que seamos conscientes de ella.

Entonces, ¿Cómo podemos estar en el momento presente? ¿Cómo puedes calmar tu mente? Por suerte es más fácil de lo que parece.

Primero, es importante que sepas que esta capacidad se entrena, al igual que el estado de ansiedad y los pensamientos permanentes. Tú decides qué entrenar.

Si prestas atención a qué piensas todo el tiempo, te darás cuenta de que vives en el pasado o en el futuro. Te preocupas por lo que pasó o por lo que vendrá.

5 técnicas fáciles para calmar tu mente

Para frenar los pensamientos intrusivos, esos que aparecen de forma continua y no quieres tener, te comparto 5 técnicas fáciles de aplicar.

Afortunadamente, existen varias formas de calmar tu mente. Según tu estilo, puedes probar y quedarte con la que te funcione mejor. Cuando esos pensamientos vienen a ti, puedes calmar tu mente de esta manera.

Técnica 1: calma tu mente cambiando el foco de tu atención

Cambiar el foco de tu atención:

    • Haz una tarea manual que requiera mucho detalle, cuidado y atención. Tanto como para que no puedas pensar en otra cosa más que en lo que estás haciendo.
    • Prueba con diferentes actividades hasta que encuentres la indicada. Te darás cuenta porque te sentirás muy bien al hacerla, como si hubieras descansado o despejado mucho tu mente. Quizá descubras un hobbie.
    • Cuanto más hagas esto, más descansará tu cerebro y más se acostumbrará a soltar esos pensamientos. Es un entrenamiento. Además, las manos son una de las partes del cuerpo más importantes para el cerebro. Hacer algo con ellas permitirá que el cambio del foco de atención ocurra más rápidamente. Aquí te dejo un artículo sobre actividades flow.

Técnica 2: calma tu mente moviendo tu cuerpo

Mueve tu cuerpo:

    • Prueba alguna forma de mover tu cuerpo: bailar, correr, caminar, hacer yoga. Cualquier tipo de actividad física que te obligue a mantenerte atenta al cuerpo y te permita desconectar de tu mente.

Técnica 3: calma tu mente estimulando tus sentidos

Estimula tus sentidos:

    • Da un paseo en bici y conecta con el viento en la cara, los aromas y los ruidos. Date un baño en el mar, inúndate de naturaleza de la manera que más te guste. Déjate sentir.
    • Conectar totalmente con tu cuerpo permitirá que desconectes de tu mente.

 

Estas alternativas tienen en común el uso del cuerpo y los sentidos a un nivel tan alto que la intensidad de los estímulos supere la intensidad de tu pensamiento.

Mi herramienta favorita es la de los sentidos, es la que mejor me funciona. Aquí te dejo un dato extra:

Técnica fácil: hielo para calmar tu mente

Si sientes mucho miedo (el miedo siempre es sobre el futuro, por lo que tu mente seguramente está inundada de pensamientos sobre el futuro), coge un hielo con tus manos por un rato.

¿Por qué esto te traerá al presente?

  • Las manos son una de las partes del cuerpo más importantes para el cerebro, a través de las cuales obtiene más información.
  •  La piel de las manos envía la información que capta desde afuera hacia todo el cuerpo. 
  • Al generar un gran contraste en la sensación de las manos (más frío y distinta textura), todo el organismo se lleva al presente.
 

Puedes usar esta técnica también con los niños si necesitas que salgan de un estado similar.

Por otro lado, te dejo aquí otra alternativa: dos técnicas más relacionadas con aceptar y soltar, que se utilizan en mindfulness.

Técnica 4: calma tu mente prestando atención al pensamiento

 Presta especial atención al pensamiento:

Concéntrate en observar tus pensamientos sin criticarlos ni juzgarlos. Ten una actitud compasiva, solo observa y describe el pensamiento sin clasificarlo.

Al convertirte en observadora, te desidentificas de él, lo aceptas y lo dejas ir.

Técnica 5: calma tu mente poniendo distancia del pensamiento

Busca una manera visual de poner en distancia tu pensamiento:

Imagina que tu pensamiento es una nube que pasa y obsérvala irse. Espera a la siguiente. Puede ser un globo, lo que a ti te venga a la mente. Visualízate viendo esas nubes pasar.

Es importante que estos ejercicios, el que prefieras, se hagan desde la compasión. Los sentimientos de bronca o enojo solo harán que te apegues más al pensamiento y eso no calmará tu mente.

Es necesario repetir estos ejercicios para que se instale el hábito y te entrenes en estar en el presente y calmar tu mente.

En la terapia individual, utilizo estas herramientas con mis consultantes en cada sesión. Así, de a poco, pueden ir conectando con ellas mismas. Si te interesa probarlo, te acompaño.

Si te interesa este tema, puedes seguirme para más información cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?