Quiero emprender y no sé en qué

Si sientes que llegó el momento de emprender pero no sabes bien en qué, puede ser que te hagas estas preguntas:

  • ¿Cómo sé qué me gusta? 
  • Quiero hacer algo, pero ¿Qué?
  • No me veo en nada… 
  • Tengo pereza
  • Me da miedo
  • ¿Y si no se me da bien?
  • No sé por dónde comenzar
 

Estos son algunos de los pensamientos que podemos tener cuando sentimos que necesitamos un cambio. Si queremos hacer algo distinto. Si estamos aburridas de lo que hemos hecho hasta ahora o bien, hace mucho que no desarrollamos una actividad.

Quiero emprender y no se en que

En este artículo te conté mi historia sobre cómo el trabajo me robó el alma. Aquí te doy algunas pautas para recuperarla y conectar con tu vocación.

Esto no es un manual para la emprendedora, sino unos simples pasos para aprender a escucharte y emprender desde la vocación. Por eso encontrarás aquí pautas que apuntan a que puedas encontrarte con tu Ser y no emprender desde el ego.

Principios para buscar en qué emprender:

Recomiendo durante todo el proceso tener presentes estos principios:

  1. Ten en claro el objetivo: hacer algo que disfrutes por la actividad en sí.
  2. Atención a detectar cuando actúas desde el ego y cuando desde el ser.
  3. Sé consciente de tus prejuicios y permítete discutirlos.
  4. Estate dispuesta a invertir tiempo y tal vez dinero. Si no das, no recibirás. Mentalidad de abundancia.
  5. No dependas económicamente de este proyecto porque no podrás salir a ganar dinero desde el día 1. Aunque no quiere decir que no sea posible. Si lo haces con esa expectativa, te presionarás y volverás al terreno del ego o te frustrarás y abandonarás. 
  6. No luches contra lo que ocurre, acéptalo y estate atenta a dónde te lleva. Lo que sucede conviene.
  7. No pretendas saber a donde ir con exactitud. Solo sigue el camino sin expectativas.

Paso a paso: cómo aprender a escucharte a tí misma para emprender

  1. Haz una lista de todo lo que te gustaría hacer, sin pensar en el dinero, el qué dirán, ni juzgar las ideas. No clasifiques, incluye todas las ideas, por más disparatadas o imposibles que parezcan. ¿Qué harías si todo fuera posible?
  2. Revisa la lista y pregúntate para quién harías cada cosa. Sé sincera, cierra los ojos y visualízate haciéndolo. ¿Quiénes están en la imagen? ¿Estás hablando con alguien? ¿Qué les dices, qué te dicen? Si buscas la aprobación de otros, descártalo. Si te sientes plena y disfrutando, es para ti.
  3. Prioriza tus ideas según lo que desees hacer primero. No hay un orden correcto.
  4. Investiga sobre cada idea. Pregunta a conocidos, busca información en la red, mira Instagram y LinkedIn de personas que hagan lo mismo, ve vídeos y lee libros sobre el tema.
  5. Toma notas de lo que consideres importante. ¿Cómo lo quieres hacer tú? ¿De qué manera? ¿Dónde? ¿Con qué frecuencia? ¿Sola o con otras personas? ¿Cuánto tiempo dedicarías? ¿Necesitas alguna formación? ¿Qué es esencial? ¿Qué debes hacer para comenzar? ¿Dónde ofrecerás tu servicio/producto? ¿Cuál será el precio? ¿Cuánto deseas ganar? ¿Cuántas horas quieres trabajar?
  6. Diseña tu proyecto como desees, no como creas que sea posible.
  7. Si llegaste hasta aquí sin problemas, sigue sola. Has descubierto lo que nadie puede enseñarte porque está dentro de ti. A partir de ahora se trata de seguir el camino respetando los principios de arriba. Recordando siempre el objetivo, evaluando si lo haces desde el ser o te has desviado y manteniendo una mentalidad de abundancia.

Lo más importante para saber en qué emprender

La clave: mientras haces esto, principalmente los puntos 2, 4 y 5 presta especial atención a tu cuerpo ¿Qué sientes?:

a- ¿Hambre, sueño? ¿Cansancio, aburrimiento, te mareas? ¿Falta de aire? ¿Te agobias? ¿Buscas excusas para hacer otra cosa en el medio, no encuentras el momento de continuar? ¿Te duele el cuerpo, te contracturas, te da dolor de cabeza, sientes que no es para tí? ¿Ansiedad? ¿Angustia? 

b-  ¿Sientes que fluyes, que tienes energía, que quieres investigar más y comienzan a surgir ideas y  creatividad?

Cada vez que la respuesta sea la opción a, abandona la idea. No importa en qué punto te encuentres, respétate y sigue con la siguiente. En algunos casos la investigación llegará más lejos que en otros. Tal vez te sientas mejor incluso con la idea que habías dejado para el final. Tu cuerpo tiene la información sobre lo que realmente deseas. Se trata de entrenarte en escucharlo.

¿Cómo saber si estoy en el camino correcto para emprender?

Para emprender en algo que tenga que ver con tu ser y no con tu ego, puedes estar atenta a algunas señales:

  1. Si en el camino sientes miedo, salvo que estés planeando en saltar desde un edificio porque resulta que eso es lo que te gusta, puede que tu ego esté involucrado. Si realmente sientes que quieres hacer algo y sin embargo te da miedo, revisa a qué se debe. ¿Temor a quedar en ridículo al fallar, al no lograr el objetivo? ¿A realizar una actividad criticada en tu familia o en tu sociedad? Trata de identificar de dónde viene tu miedo y fundamentalmente a quién responde. Si es a otra persona, suéltalo, pues estos miedos no te romperán. Tu ser permanecerá intacto aunque no logres lo que esperabas y los otros lo vean, aunque los demás no aprueben tu decisión, etc.
  2. ¿Tal vez empieces a sentirte exigida porque tu proyecto tiene que avanzar de una manera perfecta? Esto también puede ser tu ego. La autoexigencia no es más que la creencia de que se puede ser perfecta, que ya sabemos que ningún humano lo es. No aceptar nuestros límites, solo muestra lo grande que es nuestra herida. Cuanto más grande es nuestra falencia, más grande es su compensación. Acepta tus limitaciones, deja de competir y de querer mostrar resultados asombrosos y disfruta del proceso.

 

Saber en qué emprender

Saber en qué emprender, es posible. Solo necesitas conocerte a tí misma.

Si estas pautas no te funcionan, a no desesperar. Es solo una forma, hay mil más y seguro encontrarás la tuya. Si quieres recibir un acompañamiento personalizado en el proceso,  escríbeme!

Te recomiendo este libro para conectar con lo que te gusta: «La sabiduría recobrada» Mónica Cavallé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! Soy Rocío, escríbeme ahora
Hola
¿En qué puedo ayudarte?